• Apoyo total a madres buscadoras.

José Cruz Delgado 

Cada vez se le teme más al famoso corredor de la muerte en el estado de Michoacán por el alto índice de ejecuciones y desapariciones que abarca varios municipios, entre ellos Villamar, Jiquilpan, Cotija, Venustiano Carranza, Marcos Castellanos, Sahuayo, Briseñas, Vista Hermosa, Zamora, Pajacuarán, Vista Hermosa, Chavinda, Tangamandapio y Jacona, según documentan varios medios locales y nacionales.

Desapariciones, asaltos y hallazgos de fosas clandestinas son comunes en esta área que comparte el norte de Michoacán y el sur de Jalisco.

La Subsecretaría de Derechos Humanos del gobierno del estado se mantiene alerta y apoya con todo a familiares de personas desaparecidas, relató en exclusiva para este informativo la titular Elvia Higuera Pérez.

Este corredor conecta con el estado de Jalisco y al parecer es controlado por un grupo criminal.

Los casos más recientes es la desaparición de tres jóvenes originarios del municipio de Peribán el pasado tres de octubre y hasta la fecha no hay rastros de su paradero, al menos las autoridades no han dicho nada al respecto. El caso se mantiene en total hermetismo.

El gobierno del estado de Michoacán sigue atento a las investigaciones, al igual que la Comisión de Búsqueda señala Higuera Pérez, pues para esta administración es una prioridad terminar con este flagelo.

Para las madres buscadoras ese lugar representa para ellas un gran riesgo por las constantes amenazas de la delincuencia, a tal que tienen que huir a otros lugares, sin embargo, reciben toda la asistencia de parte de la Subsecretaría de Derechos Humanos, afirma la funcionaria que accedió gentilmente a dar esta entrevista.