Claudia Luna Palencia

Es un virus mucho más mortal, afirma Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la OMS, tras insistir que la tasa de letalidad del virus es “muy alta” dado que uno de cada cien pacientes infectados con coronavirus termina falleciendo y con la gripe A, en 2009, sucedía en un radio de un deceso por cada 10 mil personas.

Un estudio realizado por Raúl Sánchez publicado por elDiario.es aduce que el pasado 29 de julio “se alcanzó el récord histórico de casos de Covid-19” según la Universidad Johns Hopkins un total de 293 mil infectados en el mundo.

Además, refiere que, de acuerdo con la evolución de la pandemia, hasta el momento ninguna región del mundo ha “igualado” los datos de mortalidad del coronavirus en Europa.

“Europa es el continente más envejecido del mundo con una mediana de 43 años, según la ONU; en EU baja hasta los 38 años y se reduce hasta los 31 y 32 años en Latinoamérica”, refiere el investigador.

Así, la pirámide de casos “ensancha” más entre la población de adultos mayores en el caso europeo como sucede con España e Italia con más de la mitad de los contagios detectados.

Para América Latina, la relación es distinta: Sánchez señala que la pirámide se invierte o se ensancha por la base en los países latinoamericanos, principales focos recientes de la pandemia.

Los más jóvenes con una pirámide de población ensanchada por la base tienen menos casos entre personas mayores y los que tienen una pirámide envejecida más casos de riesgo.

A COLACIÓN

En los análisis de información y estadística realizados, el especialista español, inquiere que, por ejemplo, en México, la letalidad del virus entre los niños es “mucho mayor” que en el resto de países y la mayoría “no llegaban a los dos años”.

Aquí en España, en la capital, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Niño Jesús dio a conocer una serie de investigaciones relacionadas con la incidencia del coronavirus en los menores de edad.

El estudio destaca que los niños más graves con Covid-19 presentan cuadros de “un síndrome inflamatorio multisistémico” con afectación directa al corazón, los pulmones, la piel de los menores de edad y también provoca perturbaciones en su conciencia y desordenes digestivos.

De acuerdo con los casos tratados, los médicos han llegado a encontrar enfermedades tromboembólicas múltiples y graves, aunque las autoridades educativas preparan la vuelta a clases en el nuevo ciclo escolar hay temor acerca de cómo proteger a los estudiantes para evitar nuevos contagios.

Es tan delicado el tema de cómo incide el coronavirus en los niños que, Facebook y Twitter, tomaron una serie de acciones contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quien señalan de “dar información engañosa” sobre la pandemia.

Facebook, la empresa del estadounidense Mark Zuckerberg, eliminó un vídeo de una entrevista en la cadena Fox News con el mandatario republicano porque se escucha a Trump afirmar que “los niños son prácticamente inmunes al coronavirus”, desde luego una falacia.

A su vez, Twitter procedió a bloquear la cuenta del equipo electoral del presidente Trump “solicitando la eliminación de dicho vídeo” como condición para restablecer el servicio.

Los dueños de las empresas dedicadas a las redes sociales han dicho que serán más severos a fin de evitar que continúen proliferando mensajes, audios, vídeos y artículos llenos de bulos y mentiras que solo contribuyen, en medio de la pandemia, a desinformar y a desorientar a una parte de la población. ¡Cuiden de los pequeños y no se confíen!