Precandidatos demócratas presentaron argumentos que apoyan el acuerdo entre EU, México y Canadá, por lo que se enfrentaron a un Bernie Sanders en contra del T-MEC por falta de regulaciones ambientales.

Sanders se opuso, en concordancia con grupos laborales y ambientalistas que rechazan el acuerdo, porque aún no era lo suficientemente bueno en temas ambientales.

«Podemos tener algo mucho mejor que un acuerdo dirigido por Trump», aseguró Sanders.

Elizabeth Warren contrastó con que el T-MEC es mejor que el status quo, y debe verse como el primer paso para obtener un mejor trato.

Por su parte, Amy Klobuchar, senadora de Minnesota, explicó que los estadounidenses habían sido lastimados por las guerras comerciales de Trump y que serían ayudados por el acuerdo comercial.