Prevenir y educar tanto a pacientes como a especialistas sobre el tratamiento adecuado contra el asma son claves para combatir esta enfermedad, que afecta a más de 339 millones de personas en el mundo, y hasta al 10 por ciento de la población mexicana, señalaron este miércoles especialistas en padecimientos respiratorios.

Necesitamos prevenir en lugar de curar. Un tratamiento proactivo más que curativo, en el asma esto es fundamental”, señaló en una conferencia de prensa Dave Singh, presidente del grupo de farmacología de vías respiratorias de la Sociedad Europea Respiratoria (ERS)durante una visita a México.

El especialista del ERS explicó que existen estudios clínicos que han demostrado que los regímenes de dosificación fija de mantenimiento, frente a la dosificación intermitente por razón necesaria, han demostrado mejores efectos broncoprotectores para las personas que viven con asma moderada.

El control del asma es posible, sobre todo teniendo en cuenta que la clave es controlar los síntomas”, precisó el profesor de farmacología clínica y medicina respiratoria en la Universidad de Manchester.

No obstante, el experto señaló que uno de los graves problemas que siguen existiendo en esta enfermedad es la falta de adherencia al tratamiento de los pacientes, principalmente porque desde un principio se les da un mensaje erróneo sobre la prevención.