• Junto con CONANP y CONAFOR, protegen, conservan y aprovechan de manera sustentable la biodiversidad en núcleos agrarios

 

Por Guillermo Pimentel Balderas

Personal operativo y de campo de la Procuraduría Agraria (PA), de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), conjuntan esfuerzos interinstitucionales con el objeto de asesorar a los integrantes de núcleos agrarios en las tareas de conservación, protección y aprovechamiento sustentable de recursos naturales en tierras de propiedad social.

Para tal efecto, más de 2 mil servidores públicos, de las tres dependencias federales, entre Visitadores Agrarios; Guarda parques, y Promotores Forestales Comunitarios, respectivamente, han iniciado acciones —que reforzarán a partir de enero— con capacitación especializada en materias propias de su competencia, a efecto de apoyar la constitución de nuevas áreas naturales protegidas en ejidos y comunidades del país.

Así lo dio a conocer la Procuraduría Agraria que encabeza su titular Luis Hernández Palacios Mirón -por medio de un comunicado- al precisar que lo anterior se desprende de los convenios marcos de Colaboración, suscritos por el titular de la PA con la CONANP, que encabeza Roberto Aviña Carlín; y con la CONAFOR, a cargo de León Jorge Castaños Martínez, organismos dependientes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

A través de estos cursos formativos, se destacó que el personal operativo y de campo dispondrá de mejores conocimientos, más precisos y actualizados, de los programas, estrategias y acciones que cada institución desarrolla, en el ámbito de su respectiva competencia, para coadyuvar a la protección, conservación, restauración y el aprovechamiento económico y sustentable de la biodiversidad en territorios de núcleos agrarios, en beneficio del patrimonio natural de la Nación.

Además, en este cometido, la Procuraduría Agraria brindará asesoría a sujetos y núcleos agrarios en las asambleas informativas que desarrollaran en los propios núcleos, con el objeto de concientizar a los titulares de derechos sobre el cuidado y protección de los recursos forestales y áreas naturales existentes en sus propiedades, y cuyo aprovechamiento sustentable contribuya a elevar el nivel de vida de la población rural.

Es de subrayar que en este sentido, derivado de la firma de estos Convenios de Colaboración, los núcleos agrarios tienen la oportunidad de auto declarar —por decisión expresa de sus asambleas— áreas naturales protegidas en las tierras de propiedad social y, de esta forma, garantizar un aprovechamiento racional de los recursos que disponen en sus territorios.

Aunado a lo anterior, se han establecido líneas de acción para que, a través de un diagnóstico preciso y el trabajo de fondo que vayan desarrollando en campo, se establezcan los mecanismos que permitan atender y resolver los problemas ambientales que prevalecen en núcleos agrarios, mismos que han heredado desde hace varias décadas.

Con ello, la Procuraduría Agraria destacó que con la colaboración de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) coadyuvarán al desarrollo social y sustentable de los núcleos agrarios y pueblos originarios, así como a la cohesión interna, a la democracia, al relevo generacional y al acceso de las mujeres, como condición de futuro del campo.