El Senado aprobó, por unanimidad, una reforma a la Ley General de Salud que prohíbe el uso de animales en pruebas de productos cosméticos.

En la votación participaron 103 senadores que votaron todos a favor de la reforma.
“Queda aprobado en lo general y en lo particular el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud”, dijo la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, y añadió que el dictamen se remite al Ejecutivo Federal.

La reforma establece que la investigación cosmética no podrá incluir pruebas en animales de ingredientes cosméticos, de productos cosméticos finalizados ni de sus ingredientes o la mezcla de ellos.

Tampoco se podrá fabricar, importar ni comercializar productos cosméticos cuando en su formulación final medien o hayan mediado pruebas en animales, y cuando contengan ingredientes o combinaciones de estos que sean o hayan sido objeto de pruebas en animales.

Con la decisión México se apuntó como el primer país de América del Norte en prohibir las pruebas cosméticas en animales, y en el país número 41 a nivel mundial.