Las 105 urnas que contienen las cenizas de migrantes mexicanos que fallecieron por la pandemia de la COVID-19 en las ciudades de Connecticut, Nueva Jersey y Nueva York, Estados Unidos, llegaron este lunes al estado de Puebla.

Ya estas en casa migrante poblano, descansa en paz sobre la tierra que te vio nacer”, fue la leyenda que se colocó en cada una de las urnas de los migrantes que perdieron la lucha contra el coronavirus durante los meses anteriores lejos de su lugar de nacimiento.

Para honrar su memoria se llevó a cabo una ceremonia luctuosa donde se reconoció la labor de los migrantes y su valor de haber tomado la decisión de cambiar de país, para perseguir el “sueño americano”, a pesar de que ello implicaba alejarse de sus familias, a quien buscaban ofrecerles una mejor vida.

Con lágrimas, recuerdos y nostalgia los familiares dieron el último adiós a sus padres o hermanos justo cuando comenzaron a sonar las notas de un mariachi que interpretaba la canción “Cielito lindo”.

Hasta el momento, según cifras de las autoridades mexicanas, se tienen registrados 398 mexicanos fallecidos por COVID-19 en territorio estadounidense.