El Pleno de la Comisión Permanente aprobó la realización de un periodo extraordinario para discutir las leyes reglamentarias del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en el Senado de la República, pero fue rechazado en la Cámara de Diputados debido a que la mayoría no retiró del dictamen las palabras “otros temas”.

La oposición tiró el extraordinario en la Cámara de Diputados argumentando que Morena no quiso quitar de la convocatoria las palabras “entre otros”, lo que frena la aprobación de las leyes del acuerdo comercial de Norteamérica en San Lázaro, y el proceso para elegir cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal, afirmó que solo se debatirá T-MEC en el Extraordinario del Senado, así que las propuestas que la oposición buscaba debatir quedaron fuera, según el acuerdo alcanzado.

Después de barajarse la posibilidad de que se debatieran “otros temas” en el extraordinario de la Cámara de Diputados, llegó la polémica. Los legisladores del PAN, PRI y Movimiento Ciudadano, en bloque, acusaron que si no se les permitió meter sus iniciativas, tampoco se incluyeran las propuestas de morenistas y solo se permitiera el debate sobre el tratado comercial y la elección de consejeros del INE, como se pactó inicialmente.

La oposición, en razón de eso, tiró el extraordinario en San Lázaro, porque Morena no quiso quitar las palabras “entre otros” en la convocatoria, pues consideraron que eso abriría la puerta para que los legisladores del partido que fundó el presidente Andrés Manuel López Obrador, colaran a debate solo las iniciativas afines a su agenda.