Un magistrado redujo la sentencia impuesta a Diego Urik por el feminicidio de Jessica González Villaseñor, cometido en septiembre de 2020.

El joven recibió en febrero pasado una pena de 50 años de cárcel, pero este lunes el magistrado Gilberto Alejandro Bribiesca Vázquez la redujo siete años.

De esta forma, se determinó que Diego Urik pasará 47 años en el penal de Mil Cumbres.