Mientras algunos siguen tratando de culpar de la derrota de Morena en la Ciudad de México al senador Ricardo Monreal él simplemente avanza, deja atrás los enconos y las diferencias que se provocaron durante la contienda electoral para dar paso a lo que sigue.

Y ¿qué es? El trabajo legislativo que no se detiene y que tendrá que ser negociado y ya no impuesto por una mayoría.

El senador Monreal lo sabe muy bien y por eso, a dos meses de que inicie el periodo ordinario de sesiones, ya empezó a tender puentes de entendimiento con las demás fuerzas políticas con miras a construir una agenda legislativa que no sólo fortalezca el segundo periodo del mandato de Andrés Manuel López Obrador, sino que verdaderamente beneficie a la población, porque él sí entendió la lección que dejó la voluntad ciudadana expresada en las urnas el pasado 6 de junio.

Para muestra basta mencionar que ante la nueva composición que tendrá la Cámara de Diputados a partir de septiembre, Monreal ha dedicado estos días a sostener reuniones con los legisladores de todos los partidos y en especial con los coordinadores del PAN, PRI y PRD. La idea es ir diseñando la agenda que se tratará en los próximos meses y que estará enfocada en temas como la reactivación económica, reforma en materia electoral, bienestar y justicia, entre otros.