El Gobierno ruso acusó este miércoles ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) a Estados Unidos de mantener un “enfoque corto de miras e irresponsable” que ha “diluido” los procesos políticos para resolver el conflicto entre Israel y Palestina, lo que ha conducido a la actual “ola de violencia” en la Franja de Gaza.

En un discurso ante el tribunal de la ONU, el embajador ruso en La Haya, Vladimir Tarabrin, aseguró que “la actual ola de violencia no es una excepción” y estuvo “precedida por una política persistente de Estados Unidos y sus aliados con el objetivo de congelar el statu quo, diluyendo los procesos políticos, y promoviendo la visión de un lado de la solución”.

El diplomático ruso subrayó que “esta política errática de Washington ha llevado previsiblemente a un fracaso que ha costado miles de vidas inocentes” y lamentó que la comunidad internacional enfrenta ahora “la difícil tarea de crear las condiciones para sacar la situación del actual impasse” y ayudar a retomar el diálogo después de la guerra en Gaza.

Además, consideró que la historia del conflicto muestra “lo que sucede cuando se ignoran las resoluciones del Consejo de Seguridad y los actores globales influyentes son incapaces o no están dispuestos a ayudar a las partes a encontrar soluciones de consenso”.