La Redacción

“Empezaron las amenazas por teléfono donde me mandaron mensajes y me dicen que me cuide, que ya me tiene la cama bien tendida y mi teléfono intervenido, van a catear mi casa, ese es el temor de alguna manera hacia mi persona, hijos, el que les pueda llegar a pasa algo, por eso pido que de alguna manera las autoridades me apoyen en esto y acabara esta serie de intimidación porque esto es político”, sentenció Sandra Duarte.

La líder del Frente Unificador de la Organización Guadalupe Duarte A.C. Comercio en la República Mexicana agregó que quieren que le respeten su trabajo porque no roban, no matan, ni extorsionan, ya que son una asociación bien constituida desde hace 22 años en la cual ella es la presidenta ahora, anteriormente era su mamá.

“Tenemos recibos, antigüedad, y ahora no se nos quiere respetar, lo que yo pido es que las autoridades pongan atención en este tema, porque no es la primera denuncia que hago por amenazas por parte de ellos, como el subdirector de gobierno de la alcaldía Venustiano Carranza Héctor Israel, incluso se levantó una demanda en contra de él porque nos pidió dinero para podernos instalar en la feria del Parque de los Periodistas, de hecho, nos quitaron algunos espacios”, indicó la lideresa.

Actualmente volvieron a empezar las romerías y con ello los problemas, por lo cual las amenazas se dieron a través de mensajes debido a esto Sandra Duarte dijo que hará su denuncia por cualquier medio y sostuvo que cualquier cosa que le llegue a pasar a ella o a su familia responsabiliza a Héctor Israel y a la titular de la alcaldía Venustiano Carranza, Evelyn Parra.

En la feria son 197 espacios y aparte lo que es la lateral de calle que son los ferieros, lo cual significa otras 20 familias más, en la organización son alrededor de 800 a mil personas, las cuales se verán afectadas por dichas decisiones de la alcaldía, cuentan con varias romerías de las cuales les arrebataron la del velódromo olímpico del juguete, parque de los periodistas, oriente 30, además no le han entregado recibos de la calle de cabañas los cuales están pagados.