El Senado de la República aprobó por 114 votos a favor el nuevo etiquetado de alimentos como una primera medida para combatir la obesidad y el sobrepeso que padecemos los mexicanos.

La reforma aprobada propone un etiquetado realmente eficaz que permita a los consumidores tomar decisiones informadas respecto a su alimentación, esto implica reducir las brechas en el acceso a la información entre los diversos grupos socioeconómicos y estar en posibilidades de poder comparar’ entre productos alimenticios de una misma categoría y elegir la o las opciones más saludables.

Todos los partidos coincidieron en que es una medida necesaria, indispensable como inicio al combate a la obesidad.
Senadoras y senadores, del PAN, destacaron que el puro etiquetado no será suficiente, se debe combatir la obesidad con educación y prácticas de movilidad.

De Morena los legisladores y legisladoras señalaron que el tema de los alimentos procesados tiene aristas políticas y económicas del tema, que tiene fuertes intereses económicos a nivel mundial. Que han logrado detener, por décadas, el etiquetado frontal. No es posible que la gente muere por lo que come. Concluyen con que esta es apenas una de las muchas medidas que han de tomarse.

Por parte del PRI plantean que el etiquetado propuesto no es suficiente, debe atacarse el problema de la obesidad, desde la escuela con una buena información y con un mejor etiquetado. Señalan que la estrategia nacional debe fomentar la buena alimentación y un nuevo etiquetado sustentado en experiencias internacionales.

Las senadoras de MC, señalaron que la obesidad está matando a nuestro país; 272 mil millones de pesos costará, a México, la obesidad en el año 2023, por eso votaremos a favor del etiquetado frontal. Este etiquetado redujo en 20% el consumo de productos que contribuyen a la obesidad.

oooOOooo