Alfonso Romo, coordinador del Gabinete de Crecimiento Económico, aseguró que, si la economía del País no avanza, no habrá manera de ofrecer atención a 50 millones de pobres, considerados como la prioridad del Gobierno federal.

Entrevistado al salir de Palacio Nacional, luego de formalizarse su nombramiento, el empresario sostuvo que la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador es que los funcionarios no fallen en la implementación de las políticas para fomentar la inversión y el empleo.

«Lo que me pidió el Presidente es que nos sentáramos todos, viéramos prioridades, porque no quiere, en pocas palabras nos dijo: sin crecimiento no hay nada qué ofrecerle a los 50 millones de pobres, porque tenemos que crear empleo y tenemos que crear un entusiasmo para que México se convierta en el paraíso de la inversión que siempre hemos hablado, esa es la misión», dijo.

«Lo que se trata es de armonizar, la visión ya está muy clara, el Presidente tiene muy claro a dónde quiere llegar. Ahora el reto es la implementación y que no nos falle la implementación».

Tras una reunión privada con todo el Gabinete legal y ampliado, Romo informó que el Mandatario también pidió a sus colaboradores trabajar con eficacia y agilizar los trámites.