La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) advirtió hoy que, de concretarse las propuestas que hizo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), se afectarán el mercado eléctrico nacional, la participación de decenas de empresas privadas y miles de contratos firmados tanto de inversionistas como con usuarios finales de la industria y del comercio.

“Aceptar los planteamientos de la empresa productiva del Estado tendría un fuerte impacto negativo en la credibilidad de México ante los inversionistas nacionales e internacionales al violar el elemental principio de seguridad jurídica, y a la competitividad del País y su industria, máxime cuando México requiere de tratados de libre comercio y economías abiertas para aprovechar su potencial exportador”, expresó la Concamin en un comunicado al que tituló “No al monopolio absoluto en electricidad”.

Se requiere un regulador independiente y fuerte que haga respetar las leyes y reglas a los participantes, particularmente cuando “no hay un piso parejo”, ya que la CFE es un agente dominante y concentra 55 por ciento de la generación eléctrica en el País, además de tener reservadas la transmisión, distribución y generación nuclear, añadió el organismo empresarial.

Subrayó que el pliego petitorio de la CFE atenta directamente contra la legislación vigente, los permisos otorgados a particulares, los derechos adquiridos y pondrían en riesgo inversiones realizadas por la iniciativa privada.