El Sistema de Transporte Colectivo (STC) indemnizó con 3.5 millones de pesos a la familia de María Guadalupe Fuentes Arias, quien murió luego de haber sido desalojada de la estación Tacubaya después de sufrir un infarto cerebral dentro de las instalaciones del Metro.

Tras el abandono y la desatención en las primeras 26 horas que vivió después de la embolia, la mujer de 56 años murió tres días después de su último viaje en el subterráneo.

REFORMA reveló en marzo que el 16 de febrero de 2019 la mujer se desvaneció en la estación Tacubaya de la Línea 1 y, aunque fue llevada a la oficina del Jefe de Estación, fue desalojada de las instalaciones tres horas después.

Videos del STC muestran que cinco elementos de la Policía Auxiliar la sacaron de las instalaciones a rastras y semicargada, pues no podía sostenerse por sí misma.

Información obtenida vía transparencia revela que del Metro, que dirige Florencia Serranía, hizo efectiva su póliza de seguro.