Sobre la resolución del Décimo Tercer Tribunal Colegiado en materia Administrativa del Primer Circuito, por la que determinó revocar la suspensión que había sido concedida a la Asociación Civil, Todas y Todos por Amor a los Toros, contra la corrida de toros en la Ciudad de México, señalamos que no coincidimos con los planteamientos de los Magistrados, por lo que agotaremos todos los recursos legales.

Consideraron que la suspensión afectaba derechos de terceros ante una actividad regulada por las Leyes. Precisamente, la Ley de Amparo prevé que la suspensión tiene por objeto paralizar los efectos de los actos reclamados, como son las Leyes, así como sus efectos y consecuencias; por lo que debe privilegiarse al respeto de disposiciones de orden publico y al interés social, como se desprende de los principios constitucionales que rige el juicio de amparo.

El juicio continúa, daremos impulso en la audiencia que resolverá sobre la suspensión definitiva. Tampoco se ha resuelto el fondo del asunto, por lo que agotaremos todos los medios legales en la defensa del bienestar animal.

Esperamos que se aborde una resolución de fondo, en principio por la Juez de la causa, y eventualmente, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. De ser el caso acudiremos a instancias internacionales.