Adalberto Villasana

Hay en el paquete de 20 reformas la intención electoral de la eterna campaña y está aún lejos el momento de gobernar México y llevarlo al crecimiento. Hasta el momento hemos visto la administración de la pobreza. Los problemas actuales son complejos y no hay soluciones sencillas que agraden a las masas.

Un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) revela implicaciones sociales, económicas e institucionales para ocho de las reformas planteadas: la de pensiones, la de salario mínimo, la de educación y empleo, la que desaparece a los órganos autónomos, la del poder judicial, la político-electoral, y las referentes al agua y la energía eléctrica.

Independientemente del estudio del IMCO consideró que todo chocará con la falta de seguridad, hay regiones del país controladas por criminales y eso inhibe el crecimiento como país.

En lo referente al análisis del IMCO considera que la iniciativa de reforma al sistema de pensiones que garantiza una tasa de reemplazo del 100%, reduce la edad para exigir una pensión no contributiva, y crea el Fondo de Pensiones Bienestar, contraviene el objetivo del sistema de ahorro para el retiro vigente: garantizar la sostenibilidad fiscal del país.

“El pasivo fiscal se incrementaría a medida que aumenta la población de 65+ años en el país, que se prevé se duplique -a 24.9 millones en 2050-. Las pensiones ya representan 22% del gasto total del sector público federal”.

En otro punto se indica: El incremento al salario mínimo ligado a la inflación puede convertirse en un incentivo a la informalidad y ejercer presión sobre los costos para los productores.

Ambas propuestas se estrellan con el marginal crecimiento económico por el abandono al campo, a la industria y a la micro, pequeña y mediana empresa.

Y el el caso del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, desde 2019 ha ejercido 131 mil mdp reales y en 2024 recibirá 24.2 mil mdp, sin evidencia clara de que este contribuya a la inclusión laboral de los jóvenes.

En el caso de la elección popular de ministros de la corte, magistrados de circuito y del Tribunal de Disciplina Judicial, y jueces de distrito pondría en riesgo la independencia del Poder Judicial. Considero que hay responsabilidades que requieren de perfiles académicos y profesionales, no de popularidad.

Mientras que la eliminación de cargos plurinominales reafirma el poder del grupo dominante electoralmente, es regresar a los tiempos del partido único y la imposición de la voluntad de una sola persona: el Presidente.

Estimo que hay regresión al monopolio con las reformas que favorecen a la CFE y cancelan las posibilidades de inversión privada en la transmisión y distribución de electricidad. Lo anterior sin la definición de un cambio de modelo económico, porque, hay que decirlo, seguimos en el mismo del libre mercado.

Textualmente hay que decirlo: Sin seguridad y crecimiento económico, por lo menos la mitad de las propuestas podrían tener implicaciones graves para el Estado de derecho en el país, el bienestar de su población, la sostenibilidad de las finanzas públicas, la provisión de insumos básicos, y más.

Sígueme en X@TXTUALes