• Jorge Gaviño Ambriz pide que no se desperdicie la oportunidad histórica de un cambio sin polarización y confrontación entre mexicanos

“Si la polarización política aumenta, si se incrementa la confrontación entre los mexicanos, si crece la rivalidad entre los que piensan distinto, se corre el riesgo de cancelar una transición política sin ruptura», sentenció Jorge Gaviño Ambriz, durante la instalación del Segundo Congreso de la Ciudad de México.

Señaló que el Poder Legislativo no es un contrapoder al ejecutivo, sino la institución republicana que debe ejercer el control de los políticos para el buen gobierno.

“Si ejercemos con responsabilidad nuestro papel, el gobierno de la Ciudad tendrá mejores condiciones para desempeñarse mejor”, comentó.

Agregó que si el Congreso de la Ciudad de México cumple con su deber, el Ejecutivo hará un buen gobierno, además, señaló que este cuerpo colegiado no se vinculará con el Ejecutivo de la ciudad mediante obstáculos, pero tampoco con alfombras rojas, pues “la tarea es dignificar la política, construir una mejor ciudad con un mejor gobierno”.

Jorge Gaviño indicó que el Congreso “no es la arena de la lucha por el poder político, es su resultado, es el espacio en el que la correlación de fuerzas deviene de la voluntad popular, es el espacio de la representación del pueblo y de las aspiraciones de la sociedad capitalina”.