El Gobierno de Venezuela rechazó “enérgicamente” la “ilegítima práctica” de Estados Unidos, que incluyó al país caribeño en una lista negra de países que, a juicio de Washington, incumplen sus compromisos internacionales contra el narcotráfico, y denunció que la nación norteamericana busca ser una “Policía supranacional”.

“Venezuela rechaza enérgicamente la írrita e ilegítima práctica de Estados Unidos de pretender erigirse como policía supranacional de Estados soberanos e independientes, reflejada en el tal memorando sobre los principales países productores de drogas ilícitas o de tránsito de drogas importantes para el año fiscal 2022″, según un comunicado difundido por el canciller Félix Plasencia.

Dicho memorándum fue enviado por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a su secretario de Estado, Antony Blinken.

El documento incluye una lista de 22 países, que según Washington “no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus Gobiernos o el nivel de cooperación con Estados Unidos”.

De todos ellos, como en los últimos años, Estados Unidos tan solo “descertifica” a Bolivia y a Venezuela por haber incumplido de manera demostrable -según Washington- sus obligaciones bajo los compromisos internacionales antidrogas en los últimos 12 meses.