• México primer lugar en índice de mortandad por Covid-19. Serían 798 mil fallecidos 

Miguel A. Rocha Valencia 

Mientras el llamado “Doctor Muerte” Hugo López-Gatell anuncia que oficialmente se retira el uso de cubrebocas y gel como medidas preventivas a Covid-19, los especialistas Alejandro Macías y Francisco Moreno advierten que la pandemia no ha terminado y recomiendan continuar cuidándonos ante posibles rebrotes y otras enfermedades respiratorias que nos acechan como las influenzas HN1 y sus mutaciones, así como la estacional. 

Paralelamente, la revista especializada Lancet, hace un corte de caja y advierte que México ocupa el primer lugar en fallecimiento porcentuales por Covid-19 en el mundo, derivado de lo que estima, una fallida o equivocada estrategia contra la enfermedad. 

Se refiere especialmente a la reacción tardía de las autoridades, a lo precario de la atención a los enfermos, pero sobre todo a la apatía con que se tomaron las recomendaciones de la OMS especialmente sobre el uso obligatorio de cubrebocas y la prohibición de reuniones. 

Tan es así que la propia revista desestima las cifras oficiales de las autoridades federales mexicanas encabezadas por los López, respecto al número de víctimas fatales y sus secuelas. Para el conteo oficial, en el país el número de fallecimientos por Covid-19 llega a poco más de 322 mil víctimas. 

Frente a ello el estudio de The Lancet y los datos del Inegi muestran un subregistro oficial pues en los dos años se registró un exceso de mortalidad y en base a ello la cifra de víctimas fatales por Covid-19 alcanzaría las 798 mil, es decir más del doble de lo que reconoce el gobierno de la 4T. 

Esto sería congruente con los datos universales donde se considera que los fallecimientos por la pandemia podrían ser tres veces más, encabezados por la India donde se estima la muerte de 4.1 millones de personas seguida de Estados Unidos y Rusia con 1.1 millones y en cuarto lugar México a pesar de tener mucho menor población. 

A ese respecto, Andreu Comas del Centro de Investigación en Ciencias de la Salud y biomedicina de la Universidad de San Luis Potosí y del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica advierte que los datos significan que el 88 por ciento de los países del mundo tuvieron menos muertes por cada 100 mil habitantes gracias a su manejo de la pandemia. 

De hecho, los especialistas que evaluaron la actitud de gobiernos frente a la pandemia y encontraron que en México se dieron: “ineficiente política generalizada” y “declaraciones muy irresponsables” por parte de líderes políticos; ambos conceptos atribuibles al ganso y a su lacayo subsecretario de Salud. 

Y aunque como es costumbre nos van a salir con otros datos que muestran la opacidad que cubre la irresponsabilidad de la administración cuatrotera, uno de los mandatarios enlistados en el capítulo de “ineficacia política generalizada”, es precisamente el ganso de Macuspana, a quien lo tachan de arriesgar “la vida de la población con miras a mantener abierta la economía”, aunque él mismo se contagiara dos veces de Covid-19. 

Es decir que cientos de miles de mexicanos fallecieron por la incapacidad o perversión del actual gobierno y eso, lo va a juzgar la historia tarde o temprano. Tal vez por eso le urge al mesías tropical consolidar a un incondicional en el gobierno, aunque para ello recurra a la fuerza de las armas. Ya se vio que los muertos no le importan.