• Ganso furibundo contra el poder Judicial; llama holgazanes a trabajadores

Miguel A. Rocha Valencia

Se nota lo furibundo al ganso, tanto que sus dichos se salieron de madre y se arrancó sin contemplaciones contra el poder Judicial donde golpeó lo mismo a los privilegiados de “arriba” que a los trabajadores a quienes acusó de estar en vacaciones permanentes y no cumplir con sus funciones.

Y seguramente más se enojó al enterarse que quemaron, los trabajadores, una piñata con su caricatura lo cual, para él, constituye una gran ofensa, que al final dijo no importarle ni que lo ofendan. O lo que es lo mismo, los lacayos en San Lázaro no le van a cambiar ni una coma a su decisión de cancelar 13 de los 14 fideicomisos del Poder Judicial donde se incluyen los de gastos médicos, los de lentes y desde luego, el de poder engrosar sus pensiones con el dinero de los propios trabajadores.

Ya ni siquiera disimuló el mesías tropical pues si antes dijo a los trabajadores que no se dejaran manipular, luego recompuso al saber que irían a un paro indefinido diciendo que de todos modos siempre estaban de vacaciones y o cumplían con su labor.

Más se enojó al enterarse que los dos sindicatos estaban trabajando de común acuerdo y que le gritaban que nadie los manipulaba no eran enviados de la ministra presidenta Norma Piña.

La furia del tlatoani era tal que no se detuvo en sus calificativos, sin balatas en la boca, salió con que eliminar los fideicomisos era para quitar privilegios a los de arriba, no reducir a los de abajo ni quitar pensiones. Sin embargo, la propuesta a sus lacayos incluye tocar todo eso, por lo que en todo caso tendría que modificar la propuesta.

Justo cuando más encendido estaba “dejó en claro” que no le importaba que me saquen en una piñata, no me importa nada, es como cuando me insultan. Pero se le olvida que él siempre ofende a quienes no están de acuerdo, como lo hozo de nuevo, a los trabajadores del poder Judicial quienes protestaron ante las instalaciones de los juzgados federales, pero no dejaron de laborar.

Para el tlatoani tabasqueño, con los 15 mil millones de los fideicomisos se podrían otorgar becas a dos millones de niños, pero no acotó que con los 15 mil millones de Segalmex se podría hacer lo mismo o más.

Pero ya fuera de sus casillas reconoció que entró en negociaciones con el grupo Hamas a quienes por fin dio el mote de terroristas, con el pretexto de hacer gestiones para liberar a dos mexicanos secuestrados en Israel.

El caso es que esta vez el caudillo sureño se fue de boca, no puede contener ya su mal humor, se va contra todo aquél que se le pone enfrente y eso refleja que adentro de su organización si hay preocupaciones serias ya sea porque no ven todo color de rosa en las próximas elecciones o simplemente existen amenazas en el horizonte derivadas de su comportamiento y de las políticas pro izquierdosas y empobrecedoras.

Tal vez porque se acerca la hora de pagar facturas ante personajes que no son de la 4T o incluso del exterior lo tengan más nervioso de lo habitual y eso significa que la oposición si está haciendo mella en el ánimo del machuchón quien no las tiene todas consigo y menos cuando su corcholata se reveló como un clon autómata, sin discurso ni personalidad propios que pierde terreno de manera acelerada.

Cada vez se acerca más el momento de las definiciones y con ello, se endurecerá el discurso de la chachalaca de Macuspana a quien afortunadamente ya no le tienen tanto pavor ni en México ni fuera de él donde también le llevan su “cuentecita…”